Contrato de Arrendamiento de un Local

En esta web encontrarás la selección de plantillas de contratos más completa, a continuación se detalla el funcionamiento de un Contrato de Arrendamiento de un Local. De esta forma, si te ves en la necesidad de contar con un contrato como este, sepas todos los detalles, cuando usarlo, y como redactarlo correctamente.

Descargar modelo de contrato de arrendamiento de un local en word

contrato arrendamiento local
Formato de archivo:Word Microsoft
Peso de archivo:378KB
Dimensiones:DIN A4 – 21cm x 29,7 cm
Personalizable:Si
Descargar:Versiones actuales de Word
Descargar:Word 97/2003
Las disposiciones legales sobre el alquiler de locales comerciales en España están contenidas en la Ley de Arrendamientos Urbanos de 1994, que se aplica a los contratos de alquiler realizados después del 1 de enero de 1995. Los contratos firmados antes de esa fecha se rigen por otras normas, que han sido modificadas por la actual ley de arrendamientos urbanos. Aunque la mencionada ley española permite la celebración de acuerdos entre el propietario y el inquilino en los que se establecen los derechos y obligaciones de las partes, siempre es aconsejable que el inquilino y el propietario indiquen las condiciones de alquiler en un contrato por escrito. Las siguientes disposiciones deben figurar en el contrato de alquiler:
  • Datos del propietario y del inquilino.
  • Descripción de la propiedad.
  • La duración del contrato.
  • Importe del alquiler y condiciones de pago.
  • Cualquier otra disposición legal que las partes acuerden.
  • El contrato de alquiler puede realizarse ante notario e inscribirse en el Registro de la Propiedad.
  • Ambas partes acuerdan el plazo para el cual se alquilará la propiedad. Cuando la duración del contrato no esté prevista, será de 1 año.
  • Si al finalizar el plazo establecido en el contrato, ninguna de las partes se notifica su intención de rescindir el contrato, éste se renovará anualmente hasta el momento en que una de las partes decida rescindirlo.
  • Las partes acordarán el importe del alquiler y lo harán constar detalladamente en el contrato de alquiler escrito.
A menos que se acuerde lo contrario, el alquiler se paga mensualmente 7 días antes del final del mes. El propietario no debe pedir en ningún caso que se pague por adelantado más de un mes de alquiler. La forma de pago es la estipulada en el contrato, en caso de no estar prevista, el pago se efectuará en efectivo en el local. Al recibir el alquiler mensual, el propietario debe entregar al inquilino un recibo por cada pago, a menos que se demuestre por otros medios; por ejemplo, el comprobante de pago mediante transferencia bancaria. Asegúrese de obtener estos recibos o cualquier prueba de pago, ya que constituyen un contrato implícito. Durante los primeros 5 años, el alquiler se incrementará o reducirá de acuerdo con el índice de precios al Consumo (IPC); después de dicho período, el alquiler aumentará de acuerdo con lo que ambas partes acuerden al firmar el contrato. Un depósito de seguridad (fianza) es un depósito de dinero al propietario para asegurar que se pague el alquiler y que se cumplan otras responsabilidades del acuerdo. El depósito será igual a 2 meses de alquiler. Este depósito no se puede utilizar para pagar el alquiler al propietario. Dicho depósito será devuelto a medida que el inquilino se mude, asumiendo que la propiedad se encuentra en buenas condiciones. El depósito puede ser actualizado de acuerdo con el índice de precios al consumidor después de 5 años de vigencia del contrato. El inquilino puede subarrendar el local o transferir el contrato de alquiler a un tercero sin el consentimiento previo del propietario, el inquilino lo notificará al propietario en el plazo de un mes a partir de la fecha de subarrendamiento o transferencia. En estos casos, el arrendador puede aumentar el alquiler en un 10% al subarrendar parte del local, o aumentar en un 20% el importe al subarrendar todos los locales o al transferir el contrato de alquiler. Ten en cuenta que al transferir el contrato de alquiler, el inquilino transfiere todos los derechos y obligaciones al tercero cesionario. No obstante, puede que se le prohíba subarrendar su unidad si esto se acordó previamente en su contrato de alquiler. Debe consultar a un abogado para evitar estos problemas. Por lo general, implica muchos problemas para aclarar quién debe hacer las reparaciones en el local y pagar los costos relacionados, aquí tiene una pauta general acerca de las reparaciones cuando se alquila o soluciona un local comercial. Otros problemas pueden surgir, por lo que es aconsejable que contrate los servicios de un abogado español. El propietario debe hacer todas las reparaciones necesarias para mantener la propiedad en buenas condiciones para usarla, sin embargo, el propietario no es responsable de reparar los daños causados por el inquilino. El inquilino hará esas pequeñas reparaciones a causa del uso diario de la propiedad. Las reparaciones urgentes de mantenimiento pueden ser realizadas por el inquilino con el fin de evitar daños graves e inmediatos en la propiedad, estos deben ser notificados previamente al propietario, los gastos de reparación serán devueltos al inquilino. El propietario debe avisar al inquilino con tres meses de anticipación de su intención de realizar reparaciones que afecten la salud y la higiene de la propiedad. En este caso, el inquilino puede renunciar al contrato de alquiler en el plazo de 1 mes a partir de la notificación. Si el inquilino decide quedarse, puede obtener una tarifa de alquiler reducida en relación con la parte del local que no puede ser utilizada debido a las reparaciones. Estas reparaciones dan derecho al propietario a aumentar el alquiler después de 5 años de validez del contrato de alquiler. Si el propietario está dispuesto a vender la propiedad ocupada durante la vigencia del contrato de alquiler, el inquilino tiene el derecho de tanteo, lo que significa que podría comprar la propiedad con prioridad a otro comprador. El propietario debe primero ofrecer la venta de la propiedad al inquilino, quien tendrá 30 días para responder. Si el propietario no hace esta oferta, o la propiedad se vende a un precio inferior al ofrecido, el inquilino podrá, dentro del mes siguiente a la finalización, anular la venta y comprar la propiedad; en tal caso, el precio de compra será el mismo que el de la venta anulada. El acuerdo de renuncia a los derechos preferentes de compra sólo será válido para los contratos de alquiler que superen los 5 años de duración. No se puede aplicar ningún derecho preferente cuando la casa alquilada se vende junto con el resto de propiedades que forman parte del mismo edificio. Si compras una propiedad ocupada, adquieres los derechos y obligaciones del vendedor y, por lo tanto, no podrá rescindirse el contrato de alquiler hasta que no se haya completado el período de validez de 5 años.
 

Ir arriba