Reclamaciones contractuales

Los reclamos de contratos son casos judiciales que resultan de un incumplimiento de contrato. Cuando una parte incumple un contrato y otra presenta una reclamación, la parte perjudicada tendrá acceso a una variedad de recursos, incluyendo daños monetarios y la ejecución del contrato.

¿Qué es un contrato?

Cuando dos partes llegan a un acuerdo, este acuerdo es un contrato. Un contrato crea una obligación legal entre ambas partes. Ambas partes en un contrato deben cumplir con sus obligaciones según lo especificado en el contrato. Por ejemplo, una parte podría estar obligada a entregar ciertos bienes después de recibir el pago de la otra parte. Un intercambio de valor, conocido como contraprestación, es un requisito para que un contrato sea legalmente válido.

Aunque los tribunales dan más credibilidad a los contratos escritos, un contrato puede ser escrito o verbal. También es posible que una persona celebre un contrato a través de sus acciones. Las partes pueden utilizar los contratos para la venta de bienes y servicios. Un contrato válido incluye tres características importantes:

  1. El consentimiento mutuo: Todas las partes contratantes deben entender el objeto del contrato y sus términos específicos.
  2. Oferta y Aceptación: Una de las partes hace una oferta indicando su voluntad de firmar un contrato, y la otra parte acepta sin ambigüedades la oferta.
  3. Consideración: Las partes acuerdan intercambiar algo de valor, ya sea dinero o la ejecución de un acto.

Reclamaciones y recursos contractuales

Cuando se produce un incumplimiento de contrato, hay varios recursos diferentes que están a disposición de la parte perjudicada. Los recursos disponibles en las reclamaciones contractuales dependerán de la naturaleza del incumplimiento, y pueden ser equitativos o legales.

Un recurso legal usualmente involucra a la parte que violó el contrato, proporcionando una restitución monetaria por las pérdidas sufridas por la otra parte. Los remedios legales pueden tomar varias formas diferentes:

  1. Indemnización por daños y perjuicios
  2. Daños consecuentes
  3. Daños y perjuicios

Un remedio equitativo requiere que la parte que incumple tome medidas para compensar el incumplimiento. Los remedios equitativos pueden incluir la cancelación del contrato, conocida como rescisión, o la reforma del contrato. Tanto las reclamaciones como los remedios contractuales pueden ser muy complicados porque puede ser difícil determinar el daño real causado por el incumplimiento de un contrato. Para que exista un incumplimiento de contrato, debe haber cuatro elementos cruciales:

  1. Formación de un contrato.
  2. El contrato incluye condiciones de ejecución ejecutables.
  3. Una de las partes no cumple con sus obligaciones contractuales.
  4. La falta de cumplimiento perjudica a la otra parte.

Cómo se evalúan las reclamaciones contractuales

Cuando usted contrata a un abogado para presentar un reclamo por un contrato, la primera cuestión que examinarán es si se formó un contrato válido. Para que exista un contrato, una persona debe haber propuesto términos específicos que la otra parte aceptó. Este proceso de oferta y aceptación se conoce comúnmente como una reunión de mentes.

Documentar un contrato por escrito es la manera más fácil de probar la formación de un acuerdo, aunque no existe un requisito específico de que los contratos deban ser por escrito. Muchos contratos son verbales, y algunos contratos se forman a través de las acciones de la parte. Sin embargo, si hay un contrato escrito y firmado, debería ser fácil probar la formación. Si un contrato no está por escrito, probar la formación y el cumplimiento legal puede ser muy difícil, incluso para los abogados más experimentados.

Una vez que su abogado establece que un contrato fue efectivamente formado, ellos examinarán si el acuerdo es legalmente exigible. Para que un contrato sea ejecutable, debe contener términos detallados y especificar claramente las responsabilidades de todas las partes involucradas. Sin términos específicos, será difícil probar si la oferta y la aceptación se han producido realmente. Además, la falta de términos definidos hará menos probable que los tribunales hagan cumplir el contrato. Un contrato no es ejecutable si requiere que las partes participen en actos ilegales.

Si existe un contrato y es ejecutable, el siguiente paso de su abogado será probar que el incumplimiento del contrato ocurrió realmente. Los incumplimientos de contrato son el resultado de un incumplimiento, lo que significa que una o ambas partes no han cumplido con sus obligaciones legales. Por ejemplo, si usted ha pagado por bienes y luego la compañía que usted pagó no entregó sus bienes, esto sería una falla en el desempeño.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba